De nuevo dejamos constancia de la importancia que representa nuestra profesión, la Naturopatía, en la sociedad actual

La Naturopatía tiene un largo pasado pero una historia reciente, y existen fundamentados elementos para argumentar, que disponemos de las herramientas necesarias para seguir desarrollando la Profesión Naturopática en esta sociedad dinámica, cambiante, global y tecnologizada. Haciendo frente como profesión a los nuevos desafíos con claridad y visión de futuro.

Sería demasiado ingenuo dudar de la fortaleza de la Profesión Naturopática en defensa de sus reivindicaciones históricas. Es cuestión de repasar la historia para conocer como se ha forjado la profesión de Naturopatía. Es de esas profesiones que se han hecho a si mismas buscando su espacio e identidad profesional con pundonor y gallardía. No queremos que la Administración juegue con la sensibilidad de los profesionales Naturópatas y con el futuro que queremos para nuestra profesión. No queremos desarrollar nuestra profesión en un segundo plano. Solo pedimos una regulación como las demás profesiones que nos permita desarrollarnos profesionalmente.

De nuevo dejamos constancia de la importancia que representa nuestra profesión, la Naturopatía, en la sociedad actual. Por ello demandamos que se nos permita desarrollar nuestro trabajo en aquellas esferas y ámbitos para los que estamos cualificados y, de paso, erradiquemos la injerencia que estamos sufriendo por parte de otros profesionales y no profesionales que asumen nuestras funciones, además de las suyas propias. Cada área requiere un profesional específico al frente de la misma. Por lo que, una vez más, la Organización Colegial Naturopática, reclama el derecho de los profesionales Naturópatas al desarrollo profesional y a la carrera profesional como medidas prioritarias para resolver algunos de los problemas estructurales que la profesión Naturopática tiene en estos momentos.

Una ventajas de la regularización de la actividad profesional Naturopática es que la persona que va al Servicio Profesional de Naturopatía sabe con quien tratando tiene una formación mínima Naturopática y un código ético o de buenas prácticas, un seguro de responsabilidad civil, y que está inscrito en la Organización Colegial Naturopática.

La Organización Colegial Naturopática, como representante mayoritario de la profesión Naturopática, tiene la responsabilidad, entre otros aspectos, de la elaboración del Código Deontológico de la Profesión Naturopática (se persigue su europeización), de ser garantía de legalidad para los consumidores y usuarios, y de ser útil para la resolución extrajudicial de conflicto.