La parálisis legislativa y política pasa factura a los autónomos

El número de parados registrados en las Oficinas Públicas de Empleo aumentó en septiembre en 22.801 personas, según ha publicado hoy el Ministerio de Empleo.

En cuanto al colectivo de autónomos, crecen en el último año en 26.443 personas, dato que supone la mitad del crecimiento que hace un año (septiembre 2014-septiembre 2015), cuando el número de autónomos aumentó en 51.171 personas, y a su vez una tercera parte que el crecimiento que hace dos años, donde el número de emprendedores creció en 78.734 personas.

Pese a la subida del desempleo, el dato de empleo es mejor de lo que se podía pronosticar ante la situación de parálisis política que sufrimos: crece a un ritmo de 3,04% en último año, 522.206 empleos más que en septiembre de 2015.

“Estamos ante un dato de empleo mejor de lo esperado, a pesar de llevar un año sin tomar ni una sola medida de empleo”, señala Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA.

Es necesario formar un Gobierno cuanto antes. Los parados, las personas sin empleo, los autónomos, no pueden esperar más para que se tomen medidas que favorezcan el emprendimiento, que ayuden a la generación de empleo y a la consolidación de las actividades. Que el ritmo de crecimiento de los autónomos, que son el motor de la economía y de la generación de empleo, se este ralentizando no es una buena noticia y es un reflejo de cómo la parálisis legislativa y política está pasando factura al colectivo”, asegura Lorenzo Amor.