Toda concepción naturopática de carácter teórico tiene su correspondiente lado práctico

Al igual que toda Ciencia, la Naturopatía, que la nombramos como arte antiguo ciencia nueva, también ha pasado por las distintas etapas por la que pasa todas las áreas del saber humano; es decir en las últimas décadas la Naturopatía ha pasado por una etapa de formalización y sistematización, apoyándose ineludiblemente en el método hipotético – deductivo – experimental. Por lo que en la Naturopatía contemporánea se encuentra ya perfectamente definido el método científico.

También la Naturopatía tiene un pasado muy grande, pero una historia reciente; al igual que otras disciplinas científicas que surgieron a finales del siglo XIX, la Naturopatía ha pasado por las mismas etapas de racionalización sin olvidar su contenido filosófico.

En la Naturopatía, del terreno filosófico hemos pasado al práctico. Se trata de desarrollar una serie de acciones que aproximen a la persona al Estado Óptimo de Salud deseable (salud sentida). Precisamente ese conjunto de leyes que nos ponen de manifiesto los principios y orientan las estrategias de actuación, conforman la praxis naturopática.

La autonomía disciplinaria de la Naturopatía como ciencia, dentro del marco de las Ciencias de la Salud, queda justificada en su real capacidad para dar validez científica a su tecnología y praxiología. Este es el reto al que tienen que enfrentarse los teóricos, tecnológicos y praxiológicos de la salud en su dimensión natural, es decir los naturópatas.

Toda concepción naturopática de carácter teórico tiene que tener su lado práctico. Esta faceta práctica de la Naturopatía posiciona a ésta como ciencia que conjuga la teoría y la práctica («teoría práctica») que posibilita su encuadre en el grupo de las disciplinas tecnológicas, y ello debido a que se pretenden resolver eficazmente problemas reales basando esta acción en teorías científicas.

Con la tecnología naturopática (Agentes Naturales de Salud , Métodos Naturales de Salud) se pretende aplicar un enfoque científico y sistemático concomitante al proceso de salutificación en sus variadas manifestaciones y diversos niveles. El enfoque tecnológico de la praxis naturopática es fundamental porque debe cuidarse la propuesta racional de objetivos, la eficacia, el desarrollo de la acción….; por tanto se considera necesario la sustantividad e identidad de la Naturopatía como ciencia y tecnología de la salud en su dimensión natural.