La Naturopatía en el marco clasificatorio de la Ciencia

“Un sutil pensamiento erróneo puede dar lugar a una indagación fructífera que revela verdades de gran valor.” (Isaac Asimov). Si hablamos de la ciencia de forma general, podemos decir que es ante todo una actividad, o mejor dicho, un resultado de una actividad, que consiste en aplicar a un objeto el método científico, esto es, formulación y utilización de una teoría-hipótesis-contrastación y vuelta a la teoría.

La definición de Bunge es clarificadora: La ciencia es conocimiento racional, sistemático, contrastable y, por lo tanto, falible.

Tal concepción conlleva la posibilidad de utilizar las teorías, modelos e hipótesis propios del trabajo científico, adecuados eso sí a la peculiaridad del objeto histórico.

La ciencia es una mezcla de duda y de certeza.

Un buen científico debe ser arrogantemente humilde, lo cual no se reduce a un mero juego de palabras; debe ser arrogante respecto al método y humilde en cuanto a la fe en su conocimiento.

La ciencia rechaza a sus propias autoridades cuando las afirmaciones de éstas se hallan en conflicto con las observaciones de los acontecimientos naturales. Los datos subsisten no los hombres.

La ciencia, como dice B.F Skinner, otorga un alto premio a la honradez y es muy raro el caso en que se alteran los datos para adoptarlos a nuestra teoría favorita.

La moral en este caso es clara: no te empeñes en probar algo, deja que te guíen los datos. Como dice B.F Skinner ¨los experimentos no siempre dan los resultados que uno espera, pero los hechos deben permanecer y las esperanzas esfumarse. El objeto de estudio sabe más que el científico¨ .

B.F Skinner ha advertido también que la ciencia es algo más que un conjunto de actitudes; es también la búsqueda del orden, de la uniformidad de relaciones sujetas a leyes entre los acontecimientos en la Naturaleza. Comienza con un hecho único y cuidadosamente observado y procede, eventualmente, a la enunciación de una ley general.

Podemos hacer una clasificación de las ciencias.

Son muchas las clasificaciones de la ciencia, en la actualidad se usa mucho la clasificación de Bunge: Ciencias Facticas y Formales



Ciencias Formales


Las Ciencias formales se ocupan de inventar entes formales y establecer sus relaciones, Inventan/crean el objeto, este se le debe poder surtir contenido factico y empírico. un ejemplo de las ciencias formales son la lógica y la matemática, y un objeto: los números

Nunca entra con conflicto con la realidad, porque hay distintas interpretaciones de los objetos formales. Se contentan con la lógica

A las matemáticas y a la lógica también se consideran ciencias deductivas, pues sus enunciados tienen que tener un conjunto de ideas admitidas previamente.

Las Ciencias formales demuestran o prueban.

Ciencias Fácticas

Tienen como objeto a los hechos, procura un conocimiento objetivo, para confirmar sus conjeturas necesitan de la observación y/o experimento, y no se conforman con ideas admitidas previamente, no emplean Símbolos vacíos sino que emplean símbolos interpretados.

Los enunciados deben ser verificables, por eso se dice que el conocimiento fáctico verificable es una ciencia empírica porque se requieren datos empíricos.

Las Ciencias Fácticas verifican hipótesis que en su mayoría son provisionales.
Y como ciencia fáctica tenemos a la Naturopatía.
Ponemos un ejemplo práctico de cada una.

Bibliografía:

  1. J. González, Wenceslao (Ed.); ASPECTOS METODOLÓGICOS DE LA INVESTIGACION CIENTIFICA; Universidad de Murcia, secretariado de publicaciones; 1988; pág. 255. 
  2. Bachrach, A. J, Cómo investigar en psicología, Ediciones Morata, S.L; Cuarta Edición; Madrid; 1994; Pág. 37 
  3. http://es.scribd.com/doc/44359911/Clasificacion-de-las-Ciencias-Mario-Bunge