El plan maestro de las farmacéuticas contra la Naturopatía

Las personas que se dedican al gremio de la Naturopatía, están viendo en los últimos años cómo las compañías farmacéuticas y otras entidades con intereses creados están promoviendo campañas de propaganda difamatoria contra lo que ellos llaman “terapias alternativas”.

Haciendo referencia a la Naturopatía, a la Homeopatía o a la Medicina Tradicional China (MTC), se habla de ellas como pseudociencias que carecen de suficiente evidencia científica y se alude a ellas con cierto desdén como si se tratara de prácticas vacías y sin fundamento ni historia. “Todo esto se hace con el único fin de evitar la contracción del negocio de medicamentos, que sin duda se ha visto mitigado desde que ha despertado una mayor conciencia hacia la prevención y la curación por medios nutricionales y naturales”, explican desde Solnatura.


Una de las estrategias del plan maestro

Es la de presentar a estos métodos históricos como cuerpos de datos y prácticas no validados como competentes para mejorar la salud de las personas. Esto de por sí es una falsedad resultante de la manipulación, puesto que en los campos de la salud natural se han recopilado miles de evidencias científicas a lo largo y ancho de la historia. De hecho, las mismas farmacias están ahora vendiendo complementos alimenticios y fármacos basados en Naturopatía.

Como dato de interés, puntualizo que la OMS (Organización Mundial de la Salud) recientemente ha declarado en un comunicado público su intención de integrar todas las prácticas relacionadas con la medicina. Su deseo es el de reconciliar los métodos históricos con los modernos con el fin de encontrar las mejores y más apropiadas soluciones para la salud de los pacientes recurriendo a todas las fuentes de conocimiento que puedan promover la salud.

Se supone que todos queremos ayudar

Se supone que todos queremos mejorar la salud de las personas. Por ello, lo más razonable sería que todas las ramas de la medicina unieran sus fuerzas para buscar los remedios más adecuados para el paciente, en lugar de desprestigiar y menospreciar las medicinas históricas y sus potenciales aportaciones a la salud humana. A día de hoy, en España, en lugar de unir impulsos para buscar los mejores y más respetuosos métodos para cada caso, lo que se está experimentando es el monopolio de las ramas consideradas “oficiales”.

Se busca tumbar a otros para poder monopolizar a través de un disfraz de formalismos que quiere dejar a la medicina natural-histórica fuera de juego a base de menospreciarla aludiendo a los argumentos más arbitrarios y absurdos que puedan imaginarse.

“Solo el hecho de tachar a la Naturopatía o a la milenaria Medicina Tradicional China de pseudociencias es una asociación desatinada que nunca debería ser aceptada por las mentes medianamente lúcidas. Es de por sí una falta de justicia por no decir una falta de respeto. La información se manipula para llevar a la opinión pública al terreno que se desea” comenta Rocío Gil, gerente de Solnatura, y vicepresidenta de la Organización Colegial Naturopática FENACO para la comunidad de Madrid.

“Esto es una llamada al sentido común, para que tú, como lector, valores los datos que aprendas de todas las fuentes posibles y desarrolles así un criterio propio que te permita formar una opinión justa y equitativa acerca de este y otros asuntos”.