La alimentación sostenible no sólo es respetuosa con el medio ambiente, sino que también permite ser solidario, afirma la Organización Colegial Naturopática en el Día Mundial de la Alimentación

El mensaje global para el Día Mundial de la Alimentación 2017 es “Cambiar el futuro de la migración. Invertir en seguridad alimentaria y desarrollo rural». Al invertir en el desarrollo rural, la comunidad internacional también puede aprovechar el potencial de la migración para apoyar el desarrollo y aumentar la resiliencia de las comunidades de acogida y desplazadas, sentando así las bases para una recuperación a largo plazo y un crecimiento inclusivo y sostenible.

Además, del hecho salutogeno de la alimentación natural, también está el aspecto económico y ecológico; es decir llevar un equilibrio alimentario natural y racional conlleva un ahorro económico, a la vez que también supone un hecho solidario al reducir nuestro consumo artificial de alimentos empujado más por la publicidad que por las necesidades reales alimenticias. La protección y cuidado del medio ambiente se puede hacer con una alimentación sostenible. La alimentación sostenible no sólo es respetuosa con el medio ambiente, sino que también permite ser solidarios con los agricultores, ganaderos, pescadores y productores de alimentos de nuestro entorno geográfico más cercano. Y a nivel económico el desarrollo rural puede abordar factores que obligan a la gente a trasladarse creando oportunidades de negocio y puestos de trabajo para los jóvenes que no sólo están basados en los cultivos (como la pequeña producción lechera o avícola, el procesamiento de alimentos o las empresas de horticultura). También puede conducir a una mayor seguridad alimentaria, medios de vida más resilientes, un mejor acceso a la protección social, una reducción de los conflictos sobre los recursos naturales y soluciones a la degradación del medio ambiente y al cambio climático.

Hoy, en muchos países la crisis económica ha golpeado la economía de las familias. Muchas de ellas, en su cesta de la compra de alimentos, acaban priorizando el precio sin tener en cuenta la salud y el cuidado del medio ambiente.

Los Profesionales Naturópatas jugamos un papel importante en el asesoramiento a la ciudadanía sobre los objetivos de una alimentación saludable, económica, pero también de forma sostenible.

Para la FAO, el concepto de “seguridad alimentaria” se da cuando…

todas las personas tienen acceso físico, social y económico permanente a alimentos seguros, nutritivos y en cantidad suficiente para satisfacer sus requerimientos nutricionales y preferencias alimentarias, y así poder llevar una vida activa y saludable