La Naturopatía va creciendo cada vez más con una identidad profesional fortalecida y un desarrollo fundamentado en el propio conocimiento

La Naturopatía va creciendo cada vez más con una identidad profesional fortalecida y un desarrollo fundamentado en el propio conocimiento.

La Naturopatía, en su desarrollo metodológico se enfoca en un concepto de salud positiva con el fortalecimiento de los potenciales individuales y sociales y los factores contribuyentes para lograr una mejor calidad de vida en el contexto de desarrollo humano. Con toma de decisiones basadas más en la calidad de vida que en el empleo de la tecnología disponible.

La investigación Naturopática se constituye en una prioridad para el desarrollo científico de la Naturopatía, poniendo el énfasis en la promoción de la salud y educación para la salud. Y a la vez que investiga nuevos modelos de investigación científica y tecnológica, también busca formas de equilibrio con valores que enfaticen la calidad e integralidad de la vida

La investigación Naturopática tiene uno de sus fundamentos básicos en la práctica profesional Naturopática, cuenta con una base conceptual claramente diferenciada, lo cual hace que tenga un singular avance disciplinar en el marco de las Ciencias de la Salud.

La investigación Naturopática trabaja métodos cuantitativos y cualitativos aceptados como necesarios para el crecimiento disciplinar. Y emplea diseños de tipo experimental y cuasi experimental.

La Naturopatía en su proceso de profesionalización busca de manera constante la excelencia:

  • fortaleciendo la identidad profesional; desarrollando una ética de los Servicios Profesionales de Naturopatía;
  • realzando el aporte profesional y hacerlo socialmente visible;
  • controlando los procesos de intervención propios de la Naturopatía; 
  • promoviendo la autogesión de la salud y la autorresponsabilidad por la salud 

La Naturopatía como profesión se va construyendo en España en un periodo reciente, a partir de 1984, tanto, como para que la sociedad no reconozca todavía socialmente esas señas de identidad propias. De hecho, la asignación de Naturopatía como denominación de profesión, todavía es actualmente difícil de escuchar incluso de algunos profesionales por la connotación peyorativa que en su momento se le asignó.

No es responsabilidad de nadie más que del propio profesional Naturópata el continuar con la compleja tarea de modificar conceptos, pero estos han de ser frutos del trabajo y representación social.