Y a pesar las vicisitudes por la que ha pasado nuestra profesión, la Naturopatía está más visible y presente en la sociedad debido a su vocación de servicio ayer, hoy y siempre trabajando por la salud de las personas

Las circunstancias actuales que enfrenta la Naturopatía española, dan oportunidad para la reflexión y el encuentro con la esencia de nuestra profesión.

Juntos, unidos en nuestros valores comunes de Servicio, Integridad y Profesionalismo, hacemos de nuestra profesión y de los Servicios Profesionales de Naturopatía que prestamos a la sociedad una realidad que cada vez es más reconocida y utilizada por la ciudadanía. Hoy día, vemos con orgullo cómo está creciendo nuestra profesión en muchos ámbitos.

A finales del siglo XX cuando comenzamos a avanzar sobre la imagen pública de los Naturópatas, apostábamos que los Naturópatas habíamos avanzado notablemente en estos últimos años pero seguíamos sin estar satisfechos por el conocimiento que la sociedad tenía de nuestra profesión, por nuestra imagen social y por el consecuente reconocimiento social y profesional que se nos otorgaba. Afirmábamos igualmente, que el problema partía fundamentalmente de que la sociedad no conocía aún nuestra verdadera identidad profesional, sobre todo nuestras aportaciones a la salud de las personas y de la comunidad, y la imagen que se había formado sobre los Naturópatas no era ajustada a la realidad cuanto menos, porque esa imagen que el público había elaborado sobre nosotros no coincidía con nuestra verdadera identidad.

Nuestra profesión, la Naturopatía, es tan antigua como la propia humanidad, que siempre ha utilizado remedios naturales para su salud. Desde entonces y durante siglos, nos hemos ido adaptando a los cambiantes contextos sociales hasta que hace algo más de un siglo iniciamos un largo y dificultoso camino de profesionalización, que todavía no ha culminado con el reconocimiento que nuestra profesión, la Naturopatía, se merece por derecho propio.

Y a pesar las vicisitudes por la que ha pasado nuestra profesión, la Naturopatía está más visible y presente en la sociedad debido a su vocación de servicio ayer, hoy y siempre trabajando por la salud de las personas (individuo-naturaleza-sociedad).