Alimentos que refuerzan tu inmunidad; Valérie Vidal, Naturópata

El vínculo entre la dieta y la inmunidad hoy tiene un nombre: inmunonutrición. Se trata de ajustar nuestros hábitos alimentarios en calidad y cantidad, con el fin de optimizar el funcionamiento del sistema inmunológico.

Para una inmunidad superior, preste atención :

– En cantidades : evite rellenar y coma ligero por la noche para ayudar a su hígado. Un hígado sano, por su función desintoxicante , protege el sistema inmunológico;

– A tu ingesta de proteínas : La deficiencia de proteínas es la principal causa de inmunodeficiencia en el mundo, pero es poco común en los países industrializados. Sin embargo, se puede encontrar durante dietas vegetarianas desequilibradas. Por el contrario, es habitual el exceso de proteínas y especialmente de carne, embutidos y quesos. Promueve la acidificación del cuerpo, lo que debilita el metabolismo celular y la inmunidad.

– Snacks , que, al movilizar energía en el tracto digestivo, debilitan otras funciones y en particular la inmunidad. Más aún si están compuestos por alimentos azucarados.

– Consumo de alimentos industriales, refinados, sobrecocidos, que genera microdeficiencias en vitaminas y oligoelementos y provoca leucocitosis digestiva (descenso significativo de glóbulos blancos en sangre después de la comida), reacción que sensibiliza al cuerpo a infecciones.

Alimentos que refuerzan su inmunidad :
👉Las hierbas aromáticas y especias (tomillo, ajedrea, orégano, canela, clavo). Tienen un efecto antiséptico que actúa como barrera a la entrada de microbios;
la cebolla, el ajo, la chalota y el cebollino también tienen propiedades antiinfecciosas;
👉La mayoría de las frutas y verduras son frescas, crudas o cocidas a baja temperatura. En particular los que aportan más vitamina C (perejil, brócoli y otras coles), provitamina A (calabaza, zapallo y espinaca), zinc (ostras, pipas de calabaza) en vitamina E (nueces, aguacate, aceites orgánicos);
👉Los alimentos lacto-fermentados como el chucrut crudo a su ingesta de bacterias probióticas que favorecen el equilibrio de la microbiota intestinal, aliada de la inmunidad.

Vitamina D 

Desempeña un papel importante en el sistema inmunológico, pero muy pocos alimentos lo contienen. Lo puedes encontrar en pescados grasos como el salmón, la caballa, el arenque, que contienen de 400 a 800 UI por 100 g. Pero se debe comer cada día para satisfacer la vitamina D necesidades . ¡Y todavia! en muchas situaciones se necesitan dosis mayores.