La autonomia de la Naturopatía como disciplina dentro del marco de las Ciencias de la Salud pasa por tener una taxonomia y lenguaje estandarizado

La autonomia de la Naturopatía como disciplina dentro del marco de las Ciencias de la Salud pasa por tener, entre otros elementos, una taxonomia y lenguaje estandarizado, el cual es un acuerdo sobre una terminología para objetos específicos /condiciones, acciones, que incluyen definiciones. Se denomina también lenguaje común. Los lenguajes estandarizados facilitan la recolección sistemática de información necesaria para la toma de decisiones y la comunicación de la información sobre la efectividad de la intervención Naturopática.

Una terminología estandarizada Naturopática le confiere al profesional Naturópata un formato consistente y cuantificable. Y esta consistencia aporta los siguientes beneficios a la práctica profesional Naturopática:

1. Facilita la comunicación interprofesional y con otros profesionales, facilitando el trabajo del profesional Naturópata.

2. Forma un lenguaje que da cohesión a los conceptos Naturopáticos, facilitando con ello el desarrollo del proceso de intervención Naturopática a la vez que también facilita el eventual intercambio de datos sobre los conceptos del proceso de intervención Naturopática.

3. Constituye un medio para describir el conocimiento y las habilidades fundamentales para la práctica profesional Naturopática.

4. Compone medio común para recabar información de los resultados del salutante, que ayudará a diseñar y construir nuevos conocimientos para apoyar la práctica profesional Naturopática basada en la evidencia.

5. Conforma un mecanismo semántico para facilitar el debate y el desarrollo de políticas favorables al desarrollo profesional de la Naturopatía por parte de las autoridades competentes.

6. Organiza una estructura lingüística común en el proceso de formación de los estudiantes de Naturopatía.

7. Recoge información para el avance de la ciencia Naturopática

Está es pues la importancia de seguir construyendo un lenguaje Naturopático común que aproxime el camino hacia la excelencia profesional y que contribuya a elevar el nivel profesional en todos los campos y funciones de la Naturopatía, asistencia, gestión, docencia e investigación, que reduzca la variabilidad de las intervenciones Naturopáticas, facilite la toma de decisiones y mejore la comunicación en los distintos ámbitos, porque todo ello va a revertir en la mejora de la calidad en el proceso de intervención Naturopática.

Este lenguaje común está posibilitando también avanzar hacia la excelencia de los Servicios Profesionales de Naturopatía, entre otras cosas, porque se puede documentar la contribución Naturopática a la salud de las personas. Igualmente permite definir la profesión, normalizar la nomenclatura de fenómenos, intervenciones y resultados que permite el desarrollo de sistemas de información, el avance de los conocimientos científicos Naturopáticos, determinar los costes de los Servicios Profesionales de Naturopatía, distribuir adecuadamente los recursos y comunicar las intervenciones Naturopáticas que realizamos a otros profesiones de las Ciencias de la Salud.