La Toxemia de Tilden (1851-1940) como principio gnoseológico de la Naturopatía

John Henry Tilden, nace en Van Burenburg, Illinois, el 21 de enero de 1851, y falleció en Denver, Colorado, el 1 de septiembre de 1940. El Método Naturopático de Tilden está recogido en su obra central Impaired Health: Its Cause And Cure Vol, donde expone los principios y fundamentos de la toxemia como origen de los problemas de salud que afligen a la humanidad.

Tilden sistematiza un concepto nuclear de la epistemología, metodología, tecnología y praxiologia de Naturopatía recogiendo la tradición egipcia, grecolatina y oriental donde también singularizan los problemas derivados del concepto de toxemia que Tilden desarrolla en su obra.

Con su teoría de la toxemia, John Tilden reconoció el papel del estrés en la causa de los problemas de salud
mucho antes de que esto se convirtiera en una idea aceptada.

Señaló que la salud se altera cuando la energía nerviosa se disipa y el cuerpo ya no es capaz de eliminar adecuadamente los subproductos tóxicos del metabolismo.

El estado resultante de la auto-intoxicación, o toxemia, fue considerado por Tilden como causa básica única de deterioro de la salud. A su juicio, cada enfermedad es un esfuerzo de la naturaleza por eliminar la toxemia, o crisis de la toxemia.

Según Tilden, la energía nerviosa podría convertirse en tóxica al consumir los alimentos equivocados, por comer en exceso, teniendo en cuenta también muchos estimulantes como el café y el alcohol, y también por otras fuentes de estrés, tales como tensiones emocionales y mentales.

Elaboró su modelo de Las Siete Etapas de la Pérdida de Salud, de una forma bastante lógica desde el punto de vista fisiológico, y que sirve de partida para la elaboración de modelos posteriores de intervención Naturopática. Las etapas las define Tilden, de la siguiente manera.

Primera etapa: Enervación. Enervación es simplemente insuficiencia de energía nerviosa o energía vital para llevar a cabo las funciones diarias y necesarias del organismo vivo. Una insuficiencia de energía contribuye a la enervación. Lo mismo ocurre con el gasto excesivo de energía. Los excesos de todo tipo pueden enervar a una persona. Lo mismo ocurre con el estrés. Hay cinco áreas en las que el cuerpo utiliza la energía: El pensamiento, movimiento, digestión, metabolismo y eliminación. Cuando se entra en estado de enervación, el área que es más fácilmente es afectado es la eliminación. El cuerpo se esfuerza por mantenerse “limpio” internamente. El ciclo de eliminación es continua, pero su máximo esta entre 04 a.m.-12 p.m. aproximadamente. Si la eliminación se compromete por la enervación, los residuos del cuerpo se acumulan por déficit de eliminación. Esta acumulación de desechos no eliminados es la TOXEMIA. En la enervación no entra suficiente energía o esta saliendo más de la cuenta.

Segunda etapa: Toxemia. Materiales tóxicos o nocivos o productos químicos deben ser eliminados del cuerpo a fin de mantener la homeostasis del cuerpo. Estas toxinas provienen de nuestro propio metabolismo (por ejemplo, dióxido de carbono), los alimentos ingeridos contienen toxinas, y las toxinas absorbidas por las bacterias intestinales (a partir de la fermentación de los alimentos no digeridos). Otros componentes tóxicos provienen también de todos los productos químicos en los alimentos, el aire y el agua. El cuerpo humano moderno se está agravando en su capacidad para manejar esta carga tóxica. Además de todo esto el ser humano moderno también tiene una sobrecarga toxemica debida a los fármacos y drogas. Como consecuencia del aumento de la toxemia, la vitalidad del cuerpo cae a medida que la energía se utiliza en luchar para eliminar los tóxicos entrantes. Todo esto sienta las bases para la perdida de salud. En un esfuerzo por mantener la limpieza del cuerpo y la homeostasis, el cuerpo puede llevar a cabo una “limpieza interna de la casa”. A este proceso se le denomina enfermedad, el cuerpo no está a gusto, por lo que inicialmente la “enfermedad” será de tipo aguda. Estas “enfermedades” son siempre de corta duración y no fatal. El segundo tipo de “enfermedad” es la de tipo «crónica» tipo. Estas representan la degeneración del cuerpo. Dado que el cuerpo se le impide mantener la limpieza interna, la toxemia se va acumulando sin poder eliminarse. Este almacenamiento de material sin eliminar interfiere con la correcta oxigenación y nutrición de las células y contribuye a nuestra «contaminación interna». El cuerpo comienza a degradarse y se hunden más profundamente en la “enfermedad”. JH Tilden, Toxemia Explained.

Tercera Etapa: Irritación. A medida que el cuerpo enervado se vuelve más y más contaminado con los residuos acumulando no eliminado, el espacio intersticial entre las células empieza parecerse a un vertedero de residuos tóxicos. Además, el agua que se usa para diluir los efectos de estos residuos, hace que los tejidos se vayan cargando, pues el agua no se puede eliminar del todo. Guyton (Libro de texto de fisiología médica) explica que la «célula seca» es el estado de los tejidos sanos. La «celda húmeda» o estado de «célula hidratada» es el estado de los tejidos en las “enfermedades”. Los tejidos del cuerpo son entonces muy parecido a una esponja. Mientras que el estado de célula seca es el estado de salud, los tejidos pueden absorber una gran cantidad de agua y toxinas, como una esponja, si se ve obligado a sobrevivir en este medio. Estos productos de desecho interfieren con la correcta oxigenación y alimentación de las células, así como ocasionando la acumulación de exceso de agua en los tejidos. Las señales de dolor provenientes de los tejidos tienen al menos tres causas: falta de oxígeno, falta de nutrición (alimento celular), y la presión. Las células, sometidos a la falta de oxígeno, la falta de alimento, y el aumento de la presión del agua retenida, empiezan a enviar señales de dolor. Las células son por lo tanto «irritadas». La respuesta de un ser humano normal, es, o bien ignorar el dolor y el malestar, o tomar para el «dolor» una píldora, que sólo añade más tóxicos para la sobrecarga y seguir adelante. Esto conduce a la siguiente etapa de la “enfermedad” y la degeneración del cuerpo, la inflamación.

Cuarta etapa: Inflamación. El cuerpo enervado ahora sufre los resultados de la toxemia. Las células se han convertido en un campo de irritación. El siguiente paso en los cambios celulares es la inflamación. El proceso de inflamación produce la común «-itis». Con la piel seria la dermatitis. En la garganta puede ser amigdalitis y más adelante esofagitis. En el estómago se encuentra gastritis. En la ileítis intestino delgado. En la colitis el colon. El corazón puede tener pericarditis. Con el hígado es la hepatitis. Se puede tener una – itis en cualquier parte del cuerpo. No es raro que las bacterias participen en el proceso de inflamación. Las bacterias no han causado la inflamación «-itis», igual que la basura no causa las moscas. Al permitir la acumulación continua de toxemia, el cuerpo seguirá disminuyendo su energía y su vitalidad. Otros cambios celulares también se encuentran. Si no se controla y desatiende, la siguiente etapa de la perdida de salud es la ulceración.

Quinta etapa: Ulceración. El cuerpo ha sufrido los efectos sucesivos de enervación, el aumento de la toxemia, la irritación y la inflamación. El siguiente paso en la degeneración cuerpo es la ulceración de los tejidos. Ulceración puede ocurrir con cualquier tejido del cuerpo, pero la connotación habitual de las úlceras tiene que ver con la piel o el tracto digestivo. Uno puede desarrollar úlceras en la piel, en la nariz, en la boca, en la garganta, en el estómago, en el intestino delgado y en el colon. Estas condiciones son dolorosas y grave.. El cuerpo tiene muchas rutas para la eliminación de los desechos. Algunos no son tan evidentes ni tan agradable y simple como el «mal aliento». La inteligencia del cuerpo, la detección de la necesidad de eliminar las toxinas acumuladas y disminuir la cantidad de toxemia, puede formar una úlcera. En este caso, como ejemplo, se formará una abertura a través de la piel. Los venenos y toxinas a continuación serán enviados a través de esta abertura hacia el exterior del cuerpo. Esta úlcera se mantendrá hasta que el nivel de toxemia se ha reducido lo suficiente como para permitir que el cuerpo pueda cerrar el sitio. Una úlcera puede entonces ser vista como una consecuencia de la degeneración del cuerpo, o la acción vital del organismo para prolongar la vida y mantener su salud.

Etapa Seis: Induración. El cuerpo enervado está llevando una carga tóxica no eliminada que produce toxemia. Las células de los tejidos están experimentando irritación, inflamación y ulceración. El siguiente paso el endurecimiento de las células. La induración es un engrosamiento y endurecimiento de los tejidos, en un esfuerzo para protegerse. El estómago es el único órgano que primero se indura y después se ulcera. La induración es una medida de protección. La formación de «burbujas de agua» en las manos es un ejemplo de una medida de protección. Al estrés continuado en esa zona, los tejidos se induran y forman un callo. Las plantas de los pies del hombre si va descalzo se endurece y espesa permitiendo que el niño descalzo para correr y jugar sin molestias. La acumulación continua de toxemia sin eliminar conduce a la etapa final de la degeneración celular… CANCERIZACION

Etapa Siete: FUNGATION (no tiene una traducción directa al español, pero se puede entender como” forma de hongo, o más crecer como los hongos”), la traducción más libre seria CANCERIZACION). El organismo, intenta vivir cada vez con una mayor cantidad de toxemia, ha expresado ya su malestar interno con irritación, inflamación, ulceración e induración. La etapa final de la expresión de su incomodidad es FUNGATION, más comúnmente conocido como cáncer. Las células del cuerpo forman una conciencia colectiva. Cada célula realiza su función de acuerdo con las necesidades de su grupo y en beneficio del cuerpo como un todo. Cuando se somete a condiciones que impiden a la célula la realización de sus funciones de forma normal, estás se adaptan a un medio menos beneficioso con el objetivo de prolongar y extender la vida de la célula. Cuando las condiciones internas se han deteriorado hasta el punto de que el proceso normal de oxidación aeróbica, ya no es posible, las células se adaptan a un medio anaeróbico para sobrevivir, los mismos procesos que muchas bacterias utilizan. El cuerpo está tan cargado de residuos tóxicos que algunos de los tejidos deben ser sacrificados por el bien del resto del cuerpo. Los tumores son inicialmente no cancerosos. Sin embargo, con el tiempo se transforman en células anaeróbicas o células cancerosas. Un segundo tipo de cáncer es posible. Cáncer inducido por agentes carcinógenos, los rayos X y la radiación de varios tipos son posibles. Estos tipos de crecimientos cancerosos no deben confundirse con el cáncer que se origina por la toxemia. Cánceres inducidos son del tipo anormal. Los cánceres inducidos proliferan sólo si el sistema inmune del cuerpo está comprometido y esta mermada la tarea de eliminar las células malignas ya sea debido a la capacidad reducida del cuerpo o de la cantidad de las células inducidas.

Publicaciones

En 1910 comenzó a publicar una revista mensual llamada The Stuffed Club, que continuó hasta 1915 cuando cambió el nombre por el de Philosophy of Health, y que pasó a llamarse más tarde, en 1926, Health Review and Critique.

· Criticisms of the Practice of Medicine, (1910)
· Cholera Infantum (1909)
· Epilepsy (1918)
· Typhoid Fever (1909)
· Diseases Of Women and Easy Childbirth (1912)
· Gonorrhea and Syphilis (1912)
· Appendicitis (1921)
· Care of Children (1920)
· Impaired Health I (1921)
· Impaired Health II (1921)
· Food I – Its composition, preparation, combination, and effects, with appendix on cooking (1914)
· Food II – Its influence as a factor in disease and health (1916)
· Pocket Dietitian (1925)