El artículo Científico en la Ciencia Naturopática

“Siempre sentí que un científico debe al mundo sólo una cosa, que es la verdad como él la ve.” (Hans Eysenck). Un trabajo de investigación en Naturopatía o un proyecto de investigación no esta concluido hasta que haya sido escrito el informe.

La hipótesis más brillante, el estudio más cuidadosamente preparado y realizado, los resultados más sorprendentes son de escaso valor a menos que sean comunicados a otros. Muchos científicos miran la redacción de un informe como una minucia molesta que aparece al final del proceso de investigación, pero que no es en realidad parte inherente a él.

El epílogo ineludible de toda investigación en Naturopatía es la publicación de sus resultados con el fin de que puedan ser compartidos y contrastados por el resto de la comunidad científica y, cuando sean convenientemente validados, se incorporen a la gigantesca enciclopedia del saber humano.

Muchos trabajos de divulgación científica Naturopática comprenden temas completos con mucha información en un solo artículo o programa, al haber demasiada información, el receptor pierde interés por la comunicación.

Son los resultados publicados sobre lo que otros científicos basan sus nuevos estudios, por lo que una investigación con errores puede ser citada decenas de veces por otros expertos, cuyos trabajos serán usados a su vez por muchos otros, antes de que se descubra un error.

«La ciencia depende de que otros repliquen, no necesariamente de forma exacta, pero sí de una forma en que te den la seguridad de que los resultados pueden ser reproducibles», le explica Nigel Hooper, profesor de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad de Leeds.

«Nosotros no salimos y pedimos a alguien que repita el estudio, sino que forma parte del proceso científico».

«La literatura no se corrige a sí misma», refuta la científica australiana Elizabeth Iorns. «Es como decir que con el tiempo se sabrá (si tienen fallos), pero no será así porque entre los científicos no existe la cultura de buscar financiación para validar sus estudios, y si lo hacen, no hay forma de publicar (los resultados de la réplica)».

Para que un trabajo llegue a ser publicado, las editoriales especializadas lo someten a un proceso de revisión por pares (conocido en inglés como peer review) que consiste en validar los trabajos escritos a través del escrutinio de la metodología de la investigación por otros expertos con un mismo rango o superior.

¿Pero cómo podemos definir un artículo Científico en Naturopatía?

En general el artículo científico en Naturopatía se define como un informe escrito y publicado que describe resultados originales de una investigación: se escribe para otros no para mí.

Esta última frase es de vital importancia para todo Naturólogo, pues puedes dar por hecho terminologías y conceptos claros para ti, que no queden claro para el lector.

El articulo científico, no es un escrito que el autor Naturópata guarda para sí, sino que debe ser lo suficientemente claro como para que terceras personas del ámbito Naturopático capten el mensaje concreto que realmente se quiere trasmitir. En otras palabras podemos resumir que, el artículo científico:

  • Es un informe sobre resultados de una investigación científica, 
  • Se refieren a un problema científico. 
  • Los resultados de la investigación deben ser validos y fidedignos. 
  • Comunica por primera vez los resultados de una investigación 

En la Guía para la redacción de artículos científicos publicados por la UNESCO, se señala, que la finalidad esencial de un artículo científico es comunicar los resultados de investigaciones, ideas y debates de una manera clara, concisa y fidedigna. Es por ello que para escribir un buen artículo científico hay que aprender y aplicar los tres principios fundamentales de la redacción científica:

Precisión, Claridad y Brevedad.

Escribir un artículo científico en Naturopatía no significa tener dones especiales, sino requiere de destrezas y habilidades creativas que puede aprender cualquier investigador Naturólogo.

Los cursos que se nos brindan desde el Campus Virtual de la Organización Colegial Naturopática en el área de investigación, nos dan la posibilidad de adquirir esta habilidad tan necesaria para que la Ciencia Naturopática siga avanzando.

Bibliografía:

  1. Guía para escribir un protocolo de investigación. Daniel Cauas
  2. http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2013/02/130222_salud_estudio_fiable_gtg.shtml
  3. Castedo Valls J. Buen uso del idioma en las publicaciones científicas y los informes clínicos. Madrid: HM; 2007. ISBN 9788461197248