Fundamentación de la casuística Naturopática Andalusí a partir de la Diaitia griega. Demarcación de los orígenes históricos (4ª Parte)

4º La Diaitia árabe

Los conceptos fundamentales sobre diatia árabe se basan en el concepto de salud como equilibrio de las potencias en mezclas y armonías correctas. En palabras del Naturópata almeriense Aben Jatima, la diaitia tendría: “la misión de conservar el temperamento y reimplantar la armonía perdida”.

En la diatia árabe sigue rigiendo el esquema canónigo del Corpus Hipocraticum, de las Res Sex Non Naturales (en el mundo medieval estas cosas no naturales fueron más conocidas como cosas necesarias – de sex rebus necesarie-):

1. Luz y Aire

2. Alimentos y Bebidas

3. Trabajo y Reposo;

4. Sueño y Vigilia;

5. Excreciones y Secreciones

6. Reacciones anímicas (efectos del alma).

Es decir, manteniendo en equilibrio estos seis elementos la salud está garantizada, la falta de uno de ellos producirá un desequilibrio que la Vix Natura Regeneratrix intentará volver a equilibrar; por tanto es misión del Naturópata ayudar a la naturaleza a restablecer el equilibrio. N este sentido al Harit b. Kalada compara al hombre con un campo arable que es bueno si se le cuida y se estropea si le faltan los cuidados necesarios; tallar el medio curativo legitimado por el orden de la creación es la auténtica misión de la tadbir (Naturopatía).

Ej. De aplicación de las Sex Res Non naturales

1º Habitat.

El aire tiene que ser puro, debe de tener los grados de humedad y calor adecuados. Cuando el aire es caliente este se adhiere al cuerpo, aumenta el calor de su piel e impide que se deshaga adecuadamente de sus residuos; a los organismos con una alta toxemia se les obstruyen los poros de la piel cuando comienza a salir del cuerpo y, como resultado, se produce un escalofrío. Averroes refiere que el clima frio no ayuda a eliminar los residuos y que el calor los vacía más de la cuenta.

Con respecto a la vivienda, Avenzoar recomienda que estén perfectamente orientadas hacia el norte y, en la medida de los posible, debe de evitarse la orientación hacia el Sur. Se debe procurar situarlas en los lugares más elevados de la ciudad, con amplios patios, para que los atraviese fácilmente el aire procedente del Norte, que los rayos del sol entren hacia el interior de la casa, ya que el sol disuelve la putrefacción que se produce en el aire.

También se hacen consideraciones sobre las cámaras altas denominadas algorfas, cuyo so se recomienda preferentemente en invierno, entras que las salas bajas son mejores para el verano.

En cuanto al moblaje, también se encuentran las recomendaciones oportunas. Tanto de la cama, como de las sábanas, cortinajes, mantas…

2º Alimentación

Maimónides trae una cita hipocrática que resume la importancia de la alimentación para la salud: “la conservación de la salud se basa en dos normas que son no comer mucho y no dejar de hacer ejercicio”. Junto con esto nos informa que no hay que comer hasta saciarse puesto que llena el estómago y lo dilata y, como todo órgano dilatado, pierde su fuerza y llevado a la atonía no digiere satisfactoriamente. Aparece entonces la pesadez de estómago y es necesario beber mucha agua para disminuir la misma. Como consecuencia de ello aparece la indigestión mortal o al menos la mala digestión.

Con respecto a la aplicación de la alimentación en problemas de salud, Abulcasis indica: “el higo es de naturaleza caliente y humedad e primer grado; es empleado para los riñones cuyos cálculos disuelve. Su inconveniente es que llena y ceba. Esto e puede contrarrestar tomando caldo salado y bebida con vinagre. La ciruela es de naturaleza fría en primer grado. Tiene el inconveniente de perjudicar al estómago. Esto se contrarresta tomando azúcar con rosas”.

En la práctica profesional de la tadbir vamos a citar a Aben Jatima quien utiliza las Sex Res Non Naturales en la epidemia de peste en el s. XIII Almeria:

1. El aire con perfumes y fumigaciones de Mirto y Alamo oriental y rociando las habitaciones con agua de rosas mezclada mezclado con vinagre. La cara y las manos de las personas deben de lavarse frecuentemente y rociarse con perfumes agrios. Según Aben Jatima las manos y caras debía de lavarse con esencias refrescantes de limones, rosas y violetas. Se debería de quemar en las habitaciones Sándalo mezclado con áloe y vaporizar con agua de Rosas. Debería evitarse todo lo que produjera calor: viento del sur, estufas y braseros.

2. Movimiento y reposo. Vida tranquila, no fatigarse, no acalorarse ni respirar deprisa.

3. Alimentos y bebidas. Conviene no cambiar se régimen ( recomienda, al igual que Alsuquri, una serie de alimentos y bebidas siguiendo la diatia y a Avicena.

4. Sueño y vigilia. Conviene dormir en sitios ventilados y lo habitual. La siesta no es mala, añade.

5. Evacuaciones y estreñimiento. Aconseja una serie de alimentos para evitar el estreñimiento al que da gran importancia.

6. Reacciones anímicas. Es conveniente la alegría pero sin excitaciones ni tristezas.

Y por último recomienda la sangría como método preventivo, a la mitad de cada mes, “pero según la edad y temperamento de la persona”.

Y, como buen musulmán recomienda confiar en Dios que es el más misericordioso defensor de la salud.

Y como Remedios: primero da a beber a la persona dos onzas de jarabe de vinagre, mezclados con dos onza de jarabe de rosas, después se da salida a la sangre en el sitio donde la persona sienta más el dolor; si es de cabeza debe sangrarse la vena cefálica, si es en el cuello la vena basílica; si el dolor es el tronco debe sangrarse la vena “nigra” (mediana). La sangre debe de salir hasta el momento en que la persona comience a desmayarse, lo cual es variable según la fuerza de la edad. Algunos opinan que debe sangrarse hasta que la sangre salga clara, pero Aben Jatima advierte que si la sangre está dañada, toda ella, nunca llegara a extraerse sangre clara. Si en la sangre extraída se observa que sale a la superficie un líquido verde o gris es mala señal; si se observase que se desmaya se le rociara la cara con agua de rosas y las extremidades de agua fría para que recobre el sentido y entonces se proseguirá hasta el final.

Siguiendo estas instrucciones, lo más corriente es que mejore, baje la fiebre y si el enfermo está alejado de otros apestados la mejoría puede mantenerse. De lo contrario seguirá la corrupción del corazón y morirá.

En conclusión podemos decir que la Sex Res Non Naturales es el fundamento de la Naturopatía y que en las Ciencias de la Salud árabe podemos encontrar el concepto de Naturopatía en el término tadbir, manteniendo una continuidad histórica (no historicista) hasta nuestros días.

Fundamentación de la casuística Naturopática Andalusí a partir de la Diaitia griega.  Demarcación de los orígenes históricos.
Ponencia presentada por Manuel Navarro Lara en el  
IV Congreso Andaluz de Naturopatía
 9 de Diciembre de 2000 
Palacio de Congresos y Exposiciones de Córdoba