Asociación entre la dieta mediterránea y el aumento de la longitud de los telómeros. El estudio demuestra la longevidad potencial y los beneficios para la salud de esta dieta; por Lise Alschuler, Naturópata ND

Referencia

 
Crous-Bou M, Fung TT, Prescott J, et al. Mediterranean diet and telomere length in Nurses’ Health Study: population based cohort study. BMJ. 2014 Dec 2;349:g6674.
Diseño
Estudio de cohorte poblacional
Participantes
Las participantes fueron 4,676 mujeres libres de enfermedad de estudios de casos y controles anidados dentro del Estudio de salud de enfermeras, una cohorte prospectiva en curso de 121,700 enfermeras que se inscribieron en 1976 con un subconjunto de 32,825 mujeres que proporcionaron muestras de sangre entre 1989 y 1990.
Medidas de resultados
La asociación entre los datos de la dieta mediterránea autoinformados y la longitud relativa de los telómeros en los leucocitos de sangre periférica, medida por la reacción en cadena de la polimerasa en tiempo real cuantitativa.
Resultados clave

Los telómeros más largos se asociaron con una mayor adherencia a la dieta mediterránea. Después de ajustar los factores de confusión potenciales (p. Ej., Actividad física, tabaquismo, índice de masa corporal), las puntuaciones z de la longitud del telómero fueron ‒0388 (error estándar: 0,035) para las puntuaciones más bajas de la dieta mediterránea y 0,072 (0,030) para el grupo más alto ( P = .004).
Implicaciones prácticas
Desde que Hermann Muller los descubrió por primera vez en 1938, los telómeros han fascinado a los investigadores. Las tapas protectoras en el extremo de los cromosomas, los telómeros, protegen la integridad física de los cromosomas. El acortamiento acelerado de los telómeros se ha relacionado con la inflamación, las enfermedades crónicas y la disminución de la esperanza de vida. La telomerasa es una enzima que conserva el telómero manteniendo su longitud. Las investigaciones demuestran que factores modificables, como la dieta, pueden afectar el desgaste de los telómeros y la actividad de la telomerasa. Este último estudio enfatiza que la dieta mediterránea es un factor que contribuye a preservar la longitud de los telómeros.

Una pregunta clave que la mayoría de los pacientes hacen es: «¿Cuál es la mejor dieta?» Si bien todos los profesionales individualizan sus consejos y tienen sus recomendaciones favoritas, es difícil argumentar en contra de una dieta de estilo mediterráneo de alimentos integrales como la base sobre la cual se puede superponer la individualización. Con su énfasis en alimentos enteros, sin procesar, frutas, verduras, nueces y grasas saludables, la dieta mediterránea posee importantes factores antioxidantes, antiinflamatorios y protectores de los telómeros. Además de este último ensayo, otros estudios han demostrado que los componentes de la dieta mediterránea pueden influir positivamente en la estabilidad y la longitud de los telómeros. En 2012, Marcon et al demostraron que una dieta alta en vegetales, específicamente una alta en carotenoides, estaba asociada con telómeros más largos. También en 2012, Boccardi et al. Observaron tanto los telómeros más largos ( P = .003) como la mayor actividad de la telomerasa ( P = .013) en los sujetos ancianos que tenían la mayor adherencia a la dieta mediterránea.

Independientemente de, o quizás en parte debido a, el estado de los telómeros, la dieta mediterránea se asocia con reducciones significativas en la mortalidad general y la enfermedad específica de la enfermedad por enfermedad cardiovascular y cáncer. En 2013, Estruch et al publicaron el mayor ensayo controlado aleatorio prospectivo que examinaba los efectos de la dieta mediterránea sobre la enfermedad cardiovascular. Conocidos como el ensayo PREDIMED (abreviatura de Prevención con DIeta MEDiterránea o Prevención con dieta mediterránea), los investigadores encontraron que la dieta mediterránea complementada con aceite de oliva virgen extra o nueces se asoció con una reducción del 30% en el riesgo de ataque cardíaco. 7 [Haga clic aquí para obtener más información sobre PREDIMED.] Babio et al publicaron un análisis secundario del ensayo PREDIMED y encontraron que los individuos que se adhirieron a la dieta mediterránea también tuvieron disminuciones significativas tanto en la obesidad central como en la glucosa en ayunas alta ( p = 0,02).

Es importante tener en cuenta que la dieta es solo 1 factor epigenético asociado con telómeros más largos. En 2008, Ornish et al demostraron que una dieta saludable combinada con ejercicio aeróbico moderado, manejo del estrés y suplementos nutricionales específicos aumentaron la actividad de la telomerasa en casi un 30% durante un período de 3 meses. En 2012, el análisis transversal de Sun et al. De 5,682 las mujeres en el Estudio de salud de enfermeras demostraron que las mujeres que no fumaban, mantenían un peso corporal saludable, hacían ejercicio con regularidad, consumían alcohol de manera moderada y consumían una dieta saludable de estilo mediterráneo tenían un aumento del 31,2% en la longitud de los telómeros.

Este último estudio se suma a la creciente evidencia que indica claramente que podemos influir bioquímica y epigénicamente en cómo nuestros genes se comportan de una manera impactante. Recomendar una dieta mediterránea junto con hábitos de estilo de vida como el ejercicio regular y el control del estrés parece ser un buen consejo fundamental que podemos brindar a los pacientes para ayudarlos a fomentar una longevidad óptima.

 
Referencias
  1. Blasco MA. Telomeres and human disease: ageing, cancer and beyond. Nat Rev Genet. 2005;6(8):611-622.
  2. Haycock PC, Heydon EE, Kaptoge S, et al. Leucocyte telomere length and risk of cardiovascular disase: systemic review and meta-analysis. BMJ. 2014 Jul 8;349:g4227.
  3. Sun Q, Shi L, Prescott J, et al. Healthy lifestyle and leukocyte telomere length in U. S. women. PLoS One. 2012;7(5):e38374.
  4. Marcon F, Siniscalchi E, Crebelli R, et al. Diet-related telomere shortening and chromosome stability. Mutagenesis. 2012;27(1):49-57.
  5. Boccardi V, Esposito A, Rizzo MR, Marfella R, Barbieri M, Paolisso G. Mediterranean diet, telomere maintenance and health status among elderly. PLoS One. 2013;8(4):e62781. 
  6. Sofi F, Cesari F, Abbate R, Gensini GF, Casini A. Adherance to Mediterranean diet and health status: meta-analysis. BMJ.2008 Sep 11;337:a1344.
  7. Estruch R, Ros E, Salas-Salvadó J, et al. Primary prevention of cardiovascular disease with a Mediterranean diet. N Engl J Med. 2013;368(14):1279-1290.
  8. Babio N, Toledo E, Estruch R, et al. Mediterranean diets and metabolic syndrome status in the PREDIMED randomized trial. CMAJ. 2014;186(17):E649-E657. Epub 2014 Oct 14. 
  9. Ornish D, Lin J, Daubenmier J, et al. Increased telomerase activity and comprehensive lifestyle changes: a pilot study. Lancet Oncol. 2008;9(11):1048-1057.