Los Profesionales Naturópatas Colegiados deben prestarles a los usuarios de los Servicios Profesionales de Naturopatía la debida atención, recurriendo a los procedimientos científicos existentes y procurar los medios necesarios para que participe en el proceso de salud

El acto Naturopático se rige por los mismos principios científicos, éticos y legales que las demás profesiones, predominando el aspecto ético.

El Profesional Naturópata Colegiado cualificado es un profesional que tiene como objetivo amparar a los usuarios de los Servicios Profesionales de Naturopatía, promover la confianza hacia su profesión y aplicar las normas en materia de salud.

El Profesional Naturópata Colegiado cualificado es el que contribuye a elevar los estándares de calidad en la atención Naturopática, se preocupa por promocionar la salud y educar en salud al usuario de los Servicios Profesionales de Naturopatía sobre estilos de vida saludable, se mantiene siempre actualizado en sus conocimientos y norma su conducta bajo el Código Deontológico de la Profesión Naturopática.

Y es así como el Profesional Naturópata Colegiado tiene la oportunidad de reflexionar sobre su ejercicio profesional, sobre todo, lo conveniente que resulta la aplicación de sus axiomas en el trato con los usuarios de los Servicios Profesionales de Naturopatía, en la resolución de los dilemas éticos y en el cumplimiento de las normativas deontológicas. Y lo más importante por convicción propia y no solo porque contemplen un sistema legal de coerción.

Se trata de un sistema de valores y principios éticos, morales y de respeto a los derechos humanos. Y su atención ha suscitado que las acciones en salud que realicen los Profesionales Naturópatas Colegiados estén enmarcadas tanto en el aspecto científico, como el humanista.

Asimismo, los Profesionales Naturópatas Colegiados deben prestarles a los usuarios de los Servicios Profesionales de Naturopatía la debida atención, recurriendo a los procedimientos científicos existentes y procurar los medios necesarios para que participe en el proceso de salud con el máximo de cumplimiento del Programa Personal de Salud (PPS). Lo que implica que no se garantizan resultados, pero al prestar sus servicios se obliga a tener como objetivo primordial lograr un estado óptimo de salud, referido en mayor bienestar y calidad de vida.