Autorregulación (II). La Profesión Naturopática en su conjunto toma la iniciativa, en su momento, de la autorregulación Profesional y Académica,

Con todo el sistema de autorregulación realizado por la Organización Colegial Naturopática se pretende no sólo proteger a los ciudadanos frente a ocasionales atropellos o incompetencias de los Profesionales Naturópatas Colegiados, sino facilitar un ejercicio profesional en libertad y en condiciones adecuadas. Este último objetivo es una de las bases que justifican la autorregulación y que tiene su fundamento en la confianza y en el compromiso de los Profesionales Naturópatas Colegiados con la sociedad, a quien se debe, con los colegas y con la Administración.

Y para que esta autorregulación sea socialmente aceptada, la Organización Colegial Naturopática diseña estrategias de formación, adaptadas a los estándares europeos e internacionales, que estimulen el aprendizaje continuo de los Profesionales Naturópatas a lo largo de su vida. De esta forma garantizamos de una forma razonable la formación y el desarrollo profesional, con el objetivo de que los conocimientos y destrezas de los Profesionales Naturópatas Colegiados carezcan de fecha de caducidad, y su compromiso con unos Servicios Profesionales de Naturopatía prestados de forma efectiva y con el máximo de seguridad.

La Profesión Naturopática en su conjunto toma la iniciativa, en su momento, de la autorregulación Profesional y Académica, sin esperar posibles normativas y regulaciones, y la Organización Colegial Naturopática lidera este proceso de cambio que, en todo caso, está encaminado siempre a alcanzar mayores niveles de exigencia ética y profesional.

Una autorregulación seria, transparente y comprometida constituye el elemento clave para seguir mereciendo el estatus de legitimidad social que sustenta en la actualidad nuestra profesión: La NATUROPATÍA