La Organización Colegial Naturopática trae a la memoria la vida y obra de Robert St John, Naturópata británico, desarrollador de la Técnica Metamórfica, cuando se cumplen, hoy 21 de mayo, el 103 aniversario de su nacimiento

La Organización Colegial Naturopática trae a la memoria la vida y obra de Robert St John, Naturópata británico, desarrollador de la Técnica Metamórfica, cuando se cumplen, hoy 21 de mayo, el 103 aniversario de su nacimiento. Robert St John nació en Londres el 21 de mayo 1914 y murió en un pueblo cerca de Turín en Italia el 1 de noviembre de 1996. Naturópata de inteligencia resolutiva e investigadora, su objetivo era encontrar una manera de ayudar a la gente a ayudarse a sí mismos. Resolvió investigar un enfoque que funcionara en un nivel absolutamente fundamental y era consciente de que la condición física fue una manifestación de la actitud mental. El cambio de actitud tiene que ser realizada por el sujeto mismos y no por la aceptación de la voluntad de otro.

Robert St. John, como culminaciòn de sus investigación, desarrollo la Técnica Metamórfica, hace ya más de medio siglo. Durante el tratamiento con reflexología a una paciente de 18 meses con síndrome de Down y viendo que no avanzaba como esperaba con el tratamiento comenzó instintivamente a acariciar la parte interior del pie de la niña, observando cómo ésta empezaba a reaccionar positivamente ante el estímulo realizado sin intención definida y sin implicación manifiesta.

Se dio cuenta de que la zona sobre la que había actuado se correspondía con la zona refleja de la columna vertebral en los pies, comenzando a partir de aquí a investigar. Dado que la columna vertebral tiene también zonas reflejas en las manos y la cabeza, St. John aplicó también sobre estas zonas los sutiles masajes que había ejecutado sobre los pies. Los resultados obtenidos con esta nueva técnica fueron sorprendentes, pudiendo esta niña, con 18 meses, llegar a la juventud habiendo prácticamente desaparecido los rasgos típicos de esta patología e incluso llegó a tener una inteligencia muy desarrollada.

¿A quién se puede aplicar? En el desarrollo de la aplicación de esta técnica naturopática o masaje se pudo ir comprobando que podía ser aplicada en todos aquellos casos en los que el paciente presentase un desequilibrio en su fuerza vital generado por bloqueos energéticos producidos en el periodo de tiempo que va desde el momento de la concepción y formación del feto en el útero materno, hasta el momento en que esté atendiendo al paciente en la actualidad, la aplicación de esta técnica es atemporal. Funciona con excelentes resultados en los casos de: síndrome de Down, autismo, déficit de atención, hiperactividad, embarazadas, fobias, adicciones, cáncer, depresión, enfermedades crónicas, patologías propias de la ancianidad, trastornos físicos o emocionales.

La técnica metamórfica nos ayuda a despertar información de nosotros mismos que ha quedado bloqueada por distintos motivos. Nos ayuda a comprender y a tomar conciencia de las causas que han provocado el bloqueo o la enfermedad evitando que volvamos a reproducirlo. La transformación se produce casi de forma instantánea, sin que aparentemente se manifieste, pero con una comprensión profunda, con serenidad y grata sensación de bienestar.

El Naturópata no trata de curar o eliminar el dolor, no da consejo o medicación natural o alopática, solo única y exclusivamente actúa como catalizador permitiendo que sea la fuerza de vida del paciente la que actúe y propicie su curación.

Se actúa sobre las zonas reflejas de la columna vertebral (por donde fluye la fuerza vital), en pies (actuando sobre el cuerpo energético físico), en las manos (sobre el cuerpo energético físico y sobre el cuerpo emocional) y sobre la cabeza (sobre el cuerpo mental). Los principios del practicante para la aplicación del masaje metamórfico son no intención y no aplicación.

Ver más en: Metamorphosis Articles by Robert St. John