¿Es vital comenzar a utilizar la naturopatía en nuestro cuerpo?

En Solnatura opinamos que así debe ser. La Naturopatía, por definición, es la ciencia que estudia las propiedades y las aplicaciones de elementos naturales con la finalidad de mantener y recuperar la salud.

La Naturopatía se remonta muy atrás en el tiempo, en los mismos albores del hombre. Realmente se remonta mucho más atrás, ya que los mismos animales la aplican.
Están aplicando las leyes de la naturaleza y lo que la naturaleza les da, para poder sobrevivir de forma saludable.

Hay que recordar que los animales no toman medicamentos, no toman productos químicos, no calientan las cosas, no alteran las cosas; ni los alimentos, ni el medio donde viven… y eso es Naturopatía. El hombre, se ha vuelto demasiado arbitrario; demasiado artificial, y necesita por tanto retornar a las leyes naturales.

La Naturopatía es el medio más antiguo para obtener salud. Hipócrates es el padre de la Naturopatía, y él decía que somos lo que comemos.
Miles de años de antigüedad

No debemos olvidar la Medicina Tradicional China y la Medicina Ayurvédica con más de 10.000 años de antigüedad. La labor principal del Naturópata es activar el sistema inmunológico, y el poder de auto-curación interna que cada persona posee.
El Naturópata no intenta combatir las enfermedades si no que plantea hacer más naturales, los medios y las formas de vida humanas.

Su principal cometido es eliminar del organismo las sustancias nocivas y perjudiciales: toxinas, deshechos… y contribuir a la aportación de sustancias útiles y saludables, como: vitaminas, minerales, nutrientes… en definitiva, productos ecológicos que no tengan pesticidas ni herbicidas; alimentos que no tengan colorantes, conservantes y que no sean transgénicos.

Observar para aprender

En palabras de Miguel Angel Ruiz Novo: “La naturaleza es sabia y debemos observar como funciona y mantiene su equilibrio con los seres vivos y estos con la naturaleza”
La Naturopatía nos enseña cómo seleccionar y cómo utilizar elementos inofensivos existentes en la naturaleza y también cómo conocer y descartar los elementos que son perjudiciales para la salud, ya sean naturales o químicos.

También nos ayuda a entender y acatar las leyes naturales para lograr el equilibrio apropiado, físico, mental y espiritual, durante el mayor tiempo posible de nuestra vida.
Gracias a ella también podemos aprender a obtener salud a través de los recursos naturales: el sol, el agua, los minerales de la tierra…

Pertenecemos a la naturaleza y el ser humano va perdiendo su salud en la medida en que se aparta de ella.

Fuente: La Gaceta