Las implicaciones invisibles del exceso de fluoruro en su salud; por Olisa Mak, Naturópata ND

Para tantas personas, dormir bien por la noche es un desafío diario. Si te encuentras contando ovejas, noche tras noche, no estás solo. Según un estudio realizado por el Dr. Morin de la Universidad de Laval, el 40% de los canadienses reportan tener uno o más síntomas de insomnio al menos tres veces por semana.

El estudio mostró:

Sus datos revelaron que el 40% de los encuestados había experimentado uno o más síntomas de insomnio al menos tres veces a la semana en el mes anterior, es decir, que tardaron más de 30 minutos en conciliar el sueño, que estuvieron despiertos durante períodos de más de 30 minutos durante la noche. o despertarse al menos 30 minutos antes de lo planeado. Además, el 20% de los participantes dijeron que no estaban satisfechos con la calidad de su sueño, y el 13,4% de los encuestados mostraron todos los síntomas necesarios para diagnosticar el insomnio.

Dormir mejor por la noche puede requerir corregir los hábitos de sueño, disminuir el estrés o reequilibrar las hormonas, pero después de un período inicial de mejoría, los pacientes a menudo recaen. Más recientemente, regresé a la mesa de dibujo para intentar encontrar a estos pacientes una solución permanente. Comencé a mirar el rompecabezas desde una perspectiva diferente. ¿Qué me estaba perdiendo? Calcificación pineal.

El 80% de la glándula pineal consiste en pinealocitos que producen melatonina. 2 La melatonina tiene muchas más funciones que solo regular nuestro sueño. Mejora el sistema inmunológico , y en dosis más altas, es un antioxidante muy fuerte. Es un neuroprotector implicado en el proceso de envejecimiento que a menudo se asocia con deterioro mental y enfermedades relacionadas con la demencia, como la enfermedad de Alzheimer . También disminuye la secreción de las hormonas sexuales LH y FSH, desempeñando un papel en el desarrollo sexual.

Este estudio examinó el papel de la melatonina en las enfermedades neurodegenerativas:

Una de las características de la edad avanzada es la disminución gradual de los niveles de melatonina circulante. Un número limitado de ensayos terapéuticos han indicado que la melatonina tiene un valor terapéutico como fármaco neuroprotector en el tratamiento de la EA y un deterioro cognitivo mínimo (que puede evolucionar a la EA). Tanto in vitro como in vivoLa melatonina previno la neurodegeneración observada en modelos experimentales de EA. Para que estos efectos ocurran, se necesitan dosis de melatonina de dos órdenes de magnitud más altas que las requeridas para afectar el sueño y la ritmicidad circadiana. Más recientemente, la atención se ha centrado en el desarrollo de análogos potentes de melatonina con efectos prolongados, que se emplearon en ensayos clínicos en pacientes con trastornos del sueño o deprimidos en dosis considerablemente más altas que las empleadas para la melatonina. En vista de que las potencias relativas de los análogos son más altas que las del compuesto natural, los ensayos clínicos que emplean melatonina en el rango de 50 a 100 mg / día son urgentemente necesarios para evaluar su validez terapéutica en los trastornos neurodegenerativos como la EA.
La calcificación pineal se demostró por primera vez en 1918 por Schüller en la autopsia. Desde entonces, innumerables estudios han demostrado que la calcificación pineal aumenta con la edad. La calcificación pineal se produce a partir de la muerte o degeneración de los pinealocitos; por lo tanto, disminuyendo la producción de melatonina. A la luz de todas las funciones de la melatonina, es importante considerar las implicaciones de la disminución de la melatonina.

La calcificación pineal se ha asociado con una serie de afecciones graves, como el Alzheimer, la diabetes, el cáncer relacionado con la hormona, las migrañas, la ERGE , las úlceras gastrointestinales, y los estudios ahora están estudiando un posible vínculo entre la calcificación de la glándula pineal y el disco intervertebral lumbar Degeneración y calcificación anormal de la aorta. En 2006, un estudio encontró que los pacientes con enfermedad de Alzheimer tenían cantidades significativamente mayores de tejido de la glándula pineal calcificada que los pacientes con otros tipos de demencia .

La glándula pineal se encuentra fuera de la barrera hematoencefálica y recibe un flujo sanguíneo directo, lo que la convierte en un lugar privilegiado para la deposición de fluoruro. Se ha encontrado que el fluoruro se deposita en la glándula pineal en forma de hidroxiapatita y que interfiere con la función de la glándula pineal. Desde mediados del siglo XX, el agua fluorada se convirtió en una práctica común para prevenir las caries. Hoy en día, muchas comunidades canadienses han optado por no fluorar su agua y solo aproximadamente el 45% de los canadienses tienen acceso a agua fluorada. Health Canada recomienda agregar fluoruro a una concentración de 0.7 partes por millón.


Los efectos del fluoruro han sido ampliamente debatidos. Aunque la investigación muestra que la fluoración del agua reduce la caries dental en un 20% -40% , y algunos estudios muestran que la fluoración no está relacionada con ningún daño a largo plazo, una investigación más reciente sugiere lo contrario. Los estudios muestran que el consumo crónico de altos niveles de fluoruro de sodio conduce a un deterioro en el aprendizaje, evidente en las puntuaciones de CI en niños, así como en los cambios histopatológicos en ratones, como la desmielinización de las células en el cerebro. La exposición prolongada a altos niveles de fluoruro también se ha relacionado con la disfunción de la glándula tiroides y el desarrollo sexual anormal en los niños.

Es importante reconocer que el fluoruro no solo se encuentra en el agua y en la pasta de dientes. El fluoruro es un componente importante de nuestro suelo y se incorpora en cantidades variables a nuestros alimentos y bebidas en el proceso de fabricación. Esto hace que sea extremadamente difícil de regular. Las pastas dentales pueden contener de 1000 ppm a 1500 ppm de fluoruro y se encontró que los refrescos tenían niveles de fluoruro de 0.02 a 1.28 ppm, con un promedio de 0.60 ppm. Aunque no se dispone de investigación concluyente, los posibles peligros del exceso de fluoruro requieren un estudio adicional y evitar el uso de productos que contengan grandes cantidades de fluoruro. Los productos que pueden contener grandes cantidades de fluoruro incluyen refrescos, té y pasta de dientes. Una ingesta de fluoruro de 0.05-0.07 mg / kg de peso corporal / día ha sido sugerida como óptima. Un estudio brasileño que examinó la ingesta de fluoruro de la pasta de dientes y las fuentes dietéticas descubrió que la pasta de dientes por sí sola contribuye a aproximadamente el 80% de la ingesta recomendada de fluoruro. 16 El estudio también encontró que la mayoría de los niños estaban expuestos a una ingesta diaria de fluoruro por encima de la cantidad óptima sugerida. Además, la ingesta inadecuada de yodo puede disminuir el umbral en el que el fluoruro se vuelve dañino. Al abordar la seguridad del fluoruro, es insuficiente considerar solo la cantidad de fluoruro en el agua.

Abordar una deficiencia de melatonina subyacente podría ser fundamental para el plan de tratamiento de una persona. Sintetizada en el sistema gastrointestinal y por la glándula pineal, la melatonina juega un papel central en nuestro cuerpo y afecta virtualmente a cada sistema en nuestro cuerpo. Sin el lujo de poder realizarse una tomografía computarizada para ver si su glándula pineal está calcificada, ¿qué puede hacer? Las pruebas de orina para el metabolito de la melatonina, 6-sulfatoxymelatonina, podrían ser un signo de calcificación pineal. Si se sospecha que la calcificación pineal es la causa de una deficiencia de melatonina, las sales tisulares y la acupuntura auricular pueden ser la respuesta. Las fuentes exógenas de fluoruro que conducen a la calcificación pineal también deben considerarse.

Referencias
  1. Université Laval. (2011, September 8). Sleep disorders affect 40 percent of Canadians. ScienceDaily. Retrieved February 22, 2016 from www.sciencedaily.com/releases/2011/09/110908104005.htm
  2. Wu Y, Swaab D. The human pineal gland and melatonin in aging and Alzheimer’s disease. J Pineal Res. 2005;38(3):145-152. doi:10.1111/j.1600-079x.2004.00196.x.
  3. Tamura H, Nakamura Y, Korkmaz A et al. Melatonin and the ovary: physiological and pathophysiological implications. Fertility and Sterility. 2009;92(1):328-343. doi:10.1016/j.fertnstert.2008.05.016.
  4. Ozlece H, Akyuz O, Ilik F et al. Is there a correlation between the pineal gland calcification and migraine? European Review for Medical and Pharmacological Sciences. 2015; 19(20): 3861-3864.
  5. Assessment of Pineal Gland Volume and Calcification in Healthy Subjects: Is it Related to Aging?. Journal of the Belgian Society of Radiology. 2016;100(1). doi:10.5334/jbr-btr.892.
  6. Humbert W, Pévet P. The pineal gland of the aging rat: Calcium localization and variation in the number of pinealocytes. J Pineal Res. 1995;18(1):32-40. doi:10.1111/j.1600-079x.1995.tb00137.x.
  7. Mahlberg R, Walther S, Kalus P et al. Pineal calcification in Alzheimer’s disease: An in vivo study using computed tomography. Neurobiology of Aging. 2008;29(2):203-209. doi:10.1016/j.neurobiolaging.2006.10.003.
  8. Sandyk R, Anastasiadis P, Anninos P, Tsagas N. Is the Pineal Gland Involved in the Pathogenesis of Endometrial Carcinoma. International Journal of Neuroscience. 1991;62(1-2):89-96. doi:10.3109/00207459108999761.
  9. Pereira R. Regression of gastroesophageal reflux disease symptoms using dietary supplementation with melatonin, vitamins and aminoacids: comparison with omeprazole. J Pineal Res. 2006;41(3):195-200. doi:10.1111/j.1600-079x.2006.00359.x.
  10. Bandyopadhyay D, Bandyopadhyay A, Das P, Reiter R. Melatonin protects against gastric ulceration and increases the efficacy of ranitidine and omeprazole in reducing gastric damage. J Pineal Res. 2002;33(1):1-7. doi:10.1034/j.1600-079x.2002.01107.x.
  11. 11. Turgut A, Sönmez I, Çakıt B, Koşar P, Koşar U. Pineal gland calcification, lumbar intervertebral disc degeneration and abdominal aorta calcifying atherosclerosis correlate in low back pain subjects: A cross-sectional observational CT study. Pathophysiology. 2008;15(1):31-39. doi:10.1016/j.pathophys.2007.12.001.
  12. Luke J. Fluoride Deposition in the Aged Human Pineal Gland. Caries Research. 2001;35(2):125-128. doi:10.1159/000047443.
  13. Rabb-Waytowich D. Water Fluoridation in Canada: Past and Present. Journal of the Canadian Dental Association. 2009;75(6): 451-454.
  14. Basha P, Rai P, Begum S. Fluoride Toxicity and Status of Serum Thyroid Hormones, Brain Histopathology, and Learning Memory in Rats: A Multigenerational Assessment. Biological Trace Element Research. 2011;144(1-3):1083-1094. doi:10.1007/s12011-011-9137-3.
  15. HEILMAN J, KIRITSY M, LEVY S, WEFEL J. ASSESSING FLUORIDE LEVELS OF CARBONATED SOFT DRINKS. The Journal of the American Dental Association. 1999;130(11):1593-1599. doi:10.14219/jada.archive.1999.0098.
  16. de Almeida B, da Silva Cardoso V, Buzalaf M. Fluoride ingestion from toothpaste and diet in 1- to 3-year-old Brazilian children. Commun Dent Oral Epidemiol. 2007;35(1):53-63. doi:10.1111/j.1600-0528.2007.00328.x.
  17. Carton, Robert J. “Review of the 2006 United States National Research Council report: fluoride in drinking water.” Fluoride 39.3 (2006): 163-172.
Fuente: Natural Path