El Criterio Naturopático en las culturas Mayas, Toltecas, Olmecas (1)

TEOTLAMATILIZTLI. El Arte de Saber Vivir

Para estos pueblos el cuerpo del hombre (WUINCLIL, de WUINIC = Ser y LIL = Vibración) no es sino una manifestación de energía. Es una masa de energía, un ser vibrante de energía, punto de confluencia de las fuerzas cósmicas y telúricas. Y para ellos el cuerpo es sólo la envoltura bajo la cual se manifiesta esa energía; la cual también es participe de los minerales, vegetales y animales. Es la manifestación de la Energía Cósmica.

En el lenguaje cotidiano maya, la pregunta ¿cómo estas de salud? Se dice: BIX A COL ¿Cómo está tu energía? Y la respuesta si esta sana la persona era TOH IN COL (Está recta o correcta mi energía) y si no esta sana era K’AZ IN COL (Está fea mi energía); lo cual demuestra que en la cultura maya se conocía la relación entre salud y equilibrio energético.

Para ellos el sol estaba representado por la palabra K’IN y decían que él es quien energetiza el átomo y por lo tanto es la base del mundo físico y es con él que el cuerpo físico PIX se construye y obtiene la vitalidad; es considerado el principio unificante o puente para una serie de energías que repercuten en el cuerpo físico. Los mayas, dividieron, clasificaron y establecieron la función de diversos tipos de energías que fluyen a través del cuerpo solar del ser humano.

El cuerpo esta surcado por una red de canales de energía (líneas) y de luz. Decían que el cuerpo físico PIX es un tejido de luz condesada de donde emerge el alma PIXAN.

El objeto principal del cuerpo solar es vitalizar y energetizar al cuerpo físico mediante las energías HUYUB-CAN (Energía Universal Cósmica) y HULLA-CAN (Energía en acción) que circulan a través de los Ehecanes (tubos de aire), e integrarlos a las energías telúricas y del sistema solar.

A lo largo de estas líneas de energía, las fuerzas cósmicas, después de haber sido recibidas por los PUAH (distribuidores del torrente de vida), fluyen como la sangre, fluye a través de las arterias y venas.

Cuando el cuerpo solar funciona corectamente, los 12 PUAH distribuyen el torrente de vida a los receptores especiales y la armonia psicofísica. Las funciones del cuerpo solar son tres: es un receptor de PUAH, un asimilador de PUAH y un transmisor de PUAH.

El bazo (EP) es el conectador del cuerpo solar con el cuerpo físico; es el agente más importante de la fuerza de la vida.

El cuerpo solar es un punto focal para todas las energías internas del cuerpo físico. La energía trasmitida no sólo es energía vital, sino que está cualificada por las potencias que vienen de PIXAN (Alma), NAAT (Entendimiento), NAK’OLAL (Sentimiento) y UOLAH (Voluntad).