La formación investigadora es un componente fundamental en la formación del alumnado de Naturopatía en la sociedad actual y la actitud hacia esa formación es un indicador sobre la calidad de los procesos de formación Naturopática impartida en la Red de Centros Homologados por la Organización Colegial Naturopática.

Una cultura de la investigación en la Red de Centros Homologados por la Organización Colegial Naturopática significa, por un lado, la orientación crítica y humanística en formación investigadora y, por otro, el impulso de una pedagogía de la investigación científica en Naturopatía, como estrategia que además de enseñar el método científico promueve en el alumnado de Naturopatía el hábito de la indagación y la transformación del conocimiento.

La formación Naturopática también impulsa la capacidad intelectual de producir y utilizar conocimientos, y el aprendizaje permanente que requieren los Profesionales Naturópatas Colegiados para actualizar sus conocimientos y habilidades.

En esta línea argumental, la finalidad de la investigación formativa es difundir información existente y favorecer que el estudiante de Naturopatía la incorpore como conocimiento, es decir, desarrolla las capacidades necesarias para el aprendizaje permanente, necesario para la actualización del conocimiento y habilidades de los profesionales Naturópatas.

Por tanto, la investigación formativa y la formación para la investigación, tienen que desarrollarse en interacción dinámica. La investigación formativa desarrolla en los estudiantes de Naturopatía las capacidades de interpretación, de análisis y de síntesis de la información, y de búsqueda de problemas no resueltos, el pensamiento crítico y otras capacidades como la observación, descripción y comparación; todas directamente relacionadas también con la formación para la investigación.